¿Qué son los suplementos alimenticios?

Los suplementos micronutricionales, también llamados suplementos alimenticios, son comprimidos que contienen nutrientes que pueden no ser consumidos en cantidades suficientes en la dieta habitual: vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos, etc.

¿Son necesarios?

Sí. Es prácticamente imposible aportar diariamente todas las vitaminas, minerales y oligoelementos necesarios por medio de la alimentación porque la cantidad de alimentos necesarios para conseguirlos sería inmensa (frutas, verduras, cereales, carnes, semillas…) y por el aporte calórico que ello supondría (3000 kcal/ diarias aprox.).

¿Qué suplementos alimenticios le convienen a cada tipo de mujer?

  • Mujeres deportistas: Sus carencias nutricionales están relacionadas con el ciclo hormonal (hierro, yodo o vitamina D), exposiciones a factores ambientales, mayor exposición solar y presencia de radicales libres, mayor masa muscular y desgaste de las articulaciones. Suplementos recomendables: Multivitamínicos, Omega 3, aminoácidos, antioxidantes y regeneradores del cartílago.
  • Mujeres veganas o vegetarianas: Es importante asegurarse de aportar los nutrientes de los que escasea la dieta como proteínas, vitaminas y minerales. Suplementos recomendables: Hierro, vitamina B12 y D, calcio, zinc y ácidos grasos omega 3.
  • Mujeres posmenopáusicas: Es esencial para prevenir la osteoporosis exponerse al sol y caminar todos los días al aire libre para producir vitamina D y evitar el desgaste óseo. Suplementos recomendables: Calcio y vitamina D.

 

Sólo la cantidad justa y necesaria: descubre el CDR exacto (Cantidad Diaria Recomendada)

Los mejores suplementos alimenticios multivitamínicos proporcionan aproximadamente el 100% del aporte diario óptimo de diferentes vitaminas y minerales. Si en la etiqueta se comprueba que el producto ofrece mucho más del 100% de la CDR se trata de una megadosis y su consumo excesivo de vitaminas puede ser perjudicial en diversos aspectos. Por un lado, el exceso de vitamina B6 puede causar problemas en el sistema nervioso; el abuso de vitamina A aumenta el riesgo de fracturas en la cadera; el exceso de vitamina D y hierro puede causar vómitos, estreñimiento y daño hepático.

Esto no quiere decir que los suplementos alimenticios sean perjudiciales para la salud, sino que hay que consumirlos siempre tomando las precauciones necesarias y en las dosis recomendadas por los especialistas.