La quinoa trae grandes beneficios al incorporarla a nuestra dieta, es de gran ayuda para controlar los niveles de colesterol en sangre, ya que su fibra y sus lípidos insaturados favorecen el perfil lipídico en el organismo.

También contribuye a revertir el estreñimiento dado su alto contenido de fibra insoluble, y puede ser de gran utilidad en la dieta de personas vegetarianas, ya que posee una elevada proporción de proteínas y también, es buena fuente de hierro vegetal.

Para el deportista puede ser un alimento muy valioso, semejante a la avena, dada la presencia de minerales, hidratos complejos y proteínas.

Es rica en ácidos grasos poliinsaturados , destacándose la presencia de omega 3, que contribuye a prevenir enfermedades coronarias, reduce los niveles de colesterol LDL y ayuda a prevenir el riesgo de Cáncer.

Además es alta en vitamina E poderoso antioxidante.

La quínoa es una semilla que posee características únicas al poder consumirse como un cereal, los cuales son usualmente limitados en las dietas de adelgazamiento.

Provee la mayor parte de sus calorías en forma de hidratos complejos, y aporta cerca de 16 gramos de proteínas por cada 100 gramos, ofreciendo alrededor de 6 gramos de grasas de buena calidad en igual cantidad de alimento.

Además es especialmente beneficiosa en la dieta ya que no contiene gluten, posee un alto contenido en fibra y mayor aporte proteico respecto a los cereales, tiene un bajo índice glucémico, lo que la vuelve ideal para personas con diabetes o que desean adelgazar comiendo sano.

Ejemplos de plan de dieta basado en la quinoa:

Día 1

Desayuno: 1 yogurt 0% con media taza de quinoa hinchada + 1 fruta

Media mañana: Queso batido 0%

Comida: Pastel de quinoa pollo y calabaza

Merienda: Galleta de maíz con dos lonchas de pavo

Cena: Puntas de espárragos con salmón y semillas de sésamo.

Día 2

Desayuno: Porridge de quinoa y cacao amargo con fresas

Media mañana: 5 anacardos

Comida: Tomates rellenos de quinoa y atún

Merienda: 1 yogurt 0% con una cucharada de semillas de lino

Cena: Tartar de atún con quinoa y cebolla roja