Si eres mujer y eres deportista este post con consejos de alimentación va a resultarte muy interesante. Seguro que alguna vez has dudado si debes adecuar tu alimentación al deporte que practicas, la respuesta es sí. La dieta es una parte fundamental de nuestro entrenamiento, es importante qué comemos para recuperarnos bien del esfuerzo realizado, sentirnos mejor, con más energía y para preparar a nuestro cuerpo para dar lo mejor de nosotras mismas en futuros entrenamientos.

¿Hay que diferenciar entre una dieta para hombres y mujeres deportistas? La respuesta vuelve a ser afirmativa. Las demandas nutricionales de nosotras son completamente diferentes a las de los hombres. Esto a es causa de factores metabólicos u hormonales que os explico de manera más clara con los siguientes ejemplos, junto a consejos de alimentación para hacerles frente:

  • Incluye en tu dieta alimentos ricos en hierro ya que las mujeres perdemos entre 1 y 2 mg de hierro durante la menstruación. El hierro es una sustancia importantísima, clave en el metabolismo aeróbico. Además cuando hacemos ejercicio disminuimos la absorción de hierro y si tenemos poco hierro en el cuerpo podemos parecer cansadas, fatigadas, débiles e incluso padecer anemia.
    Los alimentos que más hierro nos aportan son los huevos, lentejas, espinacas y mejillones.
  • Las mujeres tendemos a acumular grasa de forma natural, es más complicado para nosotras adelgazar. Si tu objetivo es definir y fortalecer músculos ten en cuenta que también te costará más que a un hombre conseguirlo, por ello debes centrar tu dieta en la proteína. Comienza con un desayuno a base de dos tostadas de pan integral, aceite y 2 lonchas de pavo. Come un filete de pollo acompañado de verduras y cena pescado con sopa o purés, teniendo en en cuenta que los días que vayas a realizar ejercicio debes acompañar tus comidas con una ración de patatas, pasta o arroz. A media mañana y en la merienda toma yogures desnatados y fruta.
  • Además, las mujeres utilizamos mayor cantidad de grasa como fuente de energía cuando estamos en reposo y mayor cantidad de glucosas cuando la tomamos antes de entrenar. Hay que aprovechar esa mayor sensibilidad a la glucosa que tenemos, para aumentar las cargas de carbohidratos los días que entrenamos, y de esta forma conseguir un exceso calórico sin que tenga un impacto negativo en nuestra grasa corporal, ya que cuando el músculo es sensible a la glucosa, nuestros adipocitos apenas la captarán.
  • Consume más ácido fólico. Está muy relacionado con el hierro en nuestro metabolismo y es imprescindible para la producción de glóbulos rojos y la proliferación y desarrollo de otras células. Hay que controlar estos niveles especialmente en mujeres embarazadas ya que se ocupan de la síntesis, funcionamiento y reparación del ADN.

Estos consejos de alimentación para mujeres deportistas, te ayudarán a optimizar los resultados de tus duros entrenamientos. Créeme, notarás la diferencia.