Beber agua con limón a primera hora de la mañana puede ser positivo para nuestra salud ya que ayuda a poner en marcha la digestión, frenando los procesos que el cuerpo realiza durante la noche.

El limón es rico en vitaminas C y B, calcio, hierro, magnesio, potasio, enzimas, antioxidantes y fibra.  Por todos los nutrientes que contiene, estos son algunos de los beneficios que presenta beber agua con limón:

  • Mejora los procesos digestivos por lo tanto calma la indigestión, la acidez estomacal, y la hinchazón.
  • Mejora el tránsito intestinal
  • Hidrata el colon.
  • Estimula la producción de bilis
  • Infunde el agua en las heces.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • El jugo de limón es rico en vitamina C, que ayuda a fortalecer el sistema inmune.
  • Ayuda a la hidratación de nuestro organismo, ya que para algunas personas resulta difícil ingerir suficiente agua, pero al mezclarla con zumo de limón le otorga un sabor agradable que hace más fácil esta tarea.
  • Promueve el tener una piel sana y joven
  • Al ser una fuente de antioxidantes que previenen el daño de los radicales libres.

Sin embargo, existen muchos mitos acerca de este alimento:

Se suele escuchar que el agua con limón podría modificar el Ph de la sangre con un efecto alcalinizante, esto es falso ya que los encargados de regular la acidez sanguínea son los riñones, hígado y pulmones, manteniéndola siempre en un rango de 7,3 a 7,5. Cambiar el pH de nuestro organismo mediante la dieta no es posible, ya que pequeños cambios en esta pueden provocarnos graves trastornos capaces de poner en riesgo nuestra vida.

Algo que lo explica mejor es que todos los alimentos pasan por un sistema de digestión muy potente, en el estómago se segregan grandes cantidades de ácido clorhídrico que deshacen los alimentos los cuales son absorbidos posteriormente. No es lógico que una sustancia sea capaz de modificar directamente el pH de la sangre si esta no es capaz de acumularse.